El Mark I fue el primer ordenador construido a gran escala por IBM, en cooperación con la Universidad de Harvard por Howard H.Aiken en 1944,
La Calculadora Automática de Control Secuencial de Mark I fue la primera maquina capaz de realizar largas operaciones de forma automáticas.
El Mark I empleaba señales electromagnéticas para mover las partes mecánicas. Esta máquina era lenta (tomaba de 3 a 5 segundos por cálculo) e inflexible (la secuencia de cálculos no se podía cambiar); pero ejecutaba operaciones matemáticas básicas y cálculos complejos de ecuaciones sobre el movimiento parabólico de proyectiles.
Funcionaba con relés, se programaba con interruptores y leía los datos de cintas de papel perforado.
Además el Mark I media 15 m de largo, 2,40 m de altura y pesaba 5 toneladas.
external image MarkI3.jpg
Imágen del Mark I